La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Comunicado de la SELat ante la Manifestación convocada para el día 8 de septiembre de 2018

 

Conocida la convocatoria de concentración del profesorado de Clásicas ante el Ministerio de Educación el próximo día ocho de septiembre, la Junta Directiva de la Sociedad de Estudios Latinos (SELat) desea hacer público el siguiente

 

                                              COMUNICADO:

 

1. La Sociedad de Estudios Latinos (SELat) es una sociedad científica que agrupa a profesionales de la Filología Latina y tiene entre sus objetivos la defensa y promoción de los Estudios Latinos en España.

2. Los contenidos de las asignaturas de Latín, como las de Griego y Cultura Clásica, son fundamentales para la educación de la ciudadanía de un país democrático porque enseñan a apreciar la cultura, la Historia y el sistema de valores en el que se basan nuestras sociedades modernas.

3. La reducción de horas y de oferta educativa de dichas en la Enseñanza Secundaria y el Bachillerato supone privar al alumnado de una parte fundamental de sus opciones formativas y del derecho a recibir una educación de calidad.    

     a. Disminuir la oferta formativa en los Institutos supone prescindir de profesionales de alta cualificación o dedicarlos a impartir las asignaturas llamadas “afines”, que no entran en el núcleo principal de su formación académica.

    b. Esa reducción supone, además, una merma sustancial en el nivel de conocimientos requerido para cursar los estudios universitarios de los Grados pertenecientes a la rama de conocimiento de Artes y Humanidades.

4. La SELat apoya dicha manifestación como forma de dar a conocer el problema existente ante el nuevo Gobierno de España, pero dejando claro al mismo tiempo la voluntad de consenso y actitud de diálogo leal que  siempre ha tenido nuestra sociedad como seña de identidad.

5. A tal efecto la SELat se ofrece para establecer conversaciones con las autoridades educativas en los términos que se vean convenientes y con un calendario y procedimientos que garanticen la conciliación de los intereses y necesidades de todos los agentes del sistema educativo.